¡Este blog se ve estupendamente con Mozilla Firefox, Google Chrome o Sea Monkey! (presenta algún problema con Internet Explorer). Si usas cualquier otro navegador o si tienes problemas de visionado, por favor, coméntanos tu experiencia; sólo así podremos mejorar.¡¡¡Esperamos que os guste!!!
NOTA: Éste es un espacio totalmente desinteresado y sin ánimo de lucro. Sólo buscamos compartir y difundir nuestras opiniones e inquietudes. Nunca pondremos publicidad, sólo GIFS animados de creación propia con el fin de darle un toque artístico.

viernes, 22 de junio de 2012

Aquella Misteriosa Noche de Finales de los 80´s: THE REMXIES




Como en un cuento de misterio en el que el protagonista comienza relatando cómo se hizo con un polvoriento y añejo documento encuadernado en piel de cabra, así empieza este relato situado a finales de los 80, cuando el mundo moderno aún estaba por definirse, cuando la pasión era pura y los corazones palpitaban con la música.
Poster promocional del gig
Nuestra acción se sitúa en Nassau, Bahamas, y la primera crónica que cayó en nuestras manos lleva la firma de Ruck Histhorer, del Biographer, recogida del capítulo 9 de su libro “Misterios No Revelados En La Historia Del Rock&Roll”.

El interior del local, un club privado que contaba con su enorme porción de playa para los clientes, sólo tenía capacidad para unas 900 personas, y más de la mitad eran periodistas especializados. Nadie sabía quién aparecería por el escenario, y las 350 personas que habían conseguido invitaciones gratis en la misma puerta sólo habían oído mencionar al portero que tocaban dos grupos de rock alternativo y que más tarde habría una fiesta en la playa que duraría hasta el amanecer. Y así fue. Unas dos mil personas abarrotaron esa madrugada la playa, y los dos grupos de rock alternativo no eran otros que Pixies y R.E.M., aunque eso no se supo hasta que se encendieron los focos y comenzó una batalla de guitarras y de melodía pura como nunca he vivido.
Altou Hughiesz, del OndaMedia Music, tiene una teoría al respecto:

Aquello fue muy rarito. Dos grupazos como esos yendo de anónimos no tenía sentido. Lo único que se me ocurre es que fuera una estrategia de marketing para lanzar alguna cinta en directo a algo así.

No es el único que piensa que las por entonces discográficas de R.E.M. y Pixies (I.R.S. y 4AD respectivamente) habían orquestado una serie de sesiones conjuntas a modo de show que “se celebrarían entre 1989 y 1991”. Esto fue lo que nos contó Hugandro Alascañas, creador del fanzine musical y deportivo RollerGoler:

Estoy seguro de que existe alguna copia de ese concierto, y que esa copia está en las garras de los cabrones de Warner Bross o Elektra Records. Llámame paranoico, pero me apuesto el huevo izquierdo a que esa noche debía ser la primera de muchas, todas en sábado y a partir de la medianoche, sin previo aviso, así, de repente, en garitos no demasiado concurridos y que no despertaran sospecha para la opinión pública.

 ¿Y qué crees que pretendían con eso?. Pues grabar varias sesiones de esos monstruos escénicos y luego forrarse. Lo del secretismo, lo de invitar sólo a periodistas especializados de todo el mundo (pero bien escogiditos y premiándoles con la primicia a cambio de no filtrar información hasta la publicación del VHS), representantes de las productoras y a los tres o cuatro capullos que tuvieran la suerte de pasar cerca del club un rato antes de los shows (no desvelándoles quién tocaba y prohibiendo la entrada de cámaras de foto o video) era para crear el hype. De esta forma conseguirían que empezara a correr el rumor a pequeña escala (acuérdate de que entonces no había Internet, qué viejos somos) que las compañías no confirmarían hasta una sorprendente e inesperada publicación.

Jecky Rochesto, crítico musical de AlternaROCK, respalda esta teoría.

Estuve allí esa noche, tío. Tenía 15 años. Es decir, era un mocoso. Cambió mi vida. No tenía ni puta idea de quiénes eran esos bastardos, pero me hicieron sentir vivo. Me desfasé tanto que alcancé como pude el escenario y les quité el setlist. El cabrón de Frank Black casi me engancha y me cose a hostias, pero estaba tan gordo e iba tan colocado que cuando quiso saltar sobre la gente para perseguirme todos se apartaron por miedo a morir bajo su peso. El que sí me alcanzó fue Peter Buck. Acojonado, iba a devolverle el setlist, pero el muy cabrón me dio una palmada en la espalda y me dijo: “corre gilipollas, que como te pillen los de la discográfica te vas a hacer caquita”.

Con los años, me enteré de que todo era una extraña campaña de marketing con el fin de publicar un video sobre estos shows en los que ambos grupos tocarían sobre todo covers de famosas canciones de la historia del rock, uno o dos temas propios de cada banda interpretados por todos y cuatro o cinco composiciones conjuntas que serían estrenadas en el VHS y que luego podrían tocar por separado. No te diré quién me lo dijo, pero, además, se estaba planeando que hicieran una gira conjunta con un tercer grupo, puede que Nirvana o Sonic Youth, viajando a través del Caribe, la Isla de Pascua, las Maldivas y la Polinesia, y siempre en un escenario junto al mar, para que los videos fueran más “artísticos”.  

Éstas son algunas muestras del escasísimo material encontrado de aquella actuación


Fuentes cercanas a las casas discográficas apuntan que el proyecto no llegó a realizarse por incompatibilidad de agendas, por las rencillas de Francis y Deal, y porque no se llego a un acuerdo definitivo entre Warner y Elektra sobre el reparto de crédito y beneficios y sobre la cantidad a financiar para los desplazamientos y gastos del proyecto. Además, se terminó considerando inviable “que no acabara por filtrarse a la opinión publica antes de la publicación del VHS”.

Recopilamos a continuación las impresiones de otros medios de comunicación que tuvieron el privilegio de presenciar este concierto clandestino.

No he vuelto a ver un concierto así en mi vida. ¿Que estoy exagerando?. Les aseguro que no. (Samantha Thorne, redactora jefe del fanzine “Sonorando”)

No me gustaban los R.E.M., me parecían una pandilla de mocosos. Los Pixies tampoco me volvían loco. Pero estuve esa noche. Y sí, tuve que arrodillarme ante ellos. (Freddie McEnroe, crítico musical de la revista “Bet&Roll”)

Me asusté cuando me dí cuenta de que me había dejado el éxtasis en casa. Yo sin eso nunca voy de concierto, ¿sabes?. Da igual que el grupo me flipe de la hostia, sin eso no disfruto la música en directo. Luego supe que con ellos no hacía falta. Joder, eran la puta crema. (Ben Trapper, director de la revista “Hey, Elvis!”)

Yo me planteé mi sexualidad cuando vi moverse a Stipe. Es el único tío al que me tiraría. (Jimmy Perv, especialista musical del periódico “Are you Ready for the Rock?”).

Francis está muy gordo. Stipe parece sacado de un manicomio. Mills es un empollón repelente. Todos, absolutamente todos, me dan asco. Pero debo admitirlo: aquella noche me olvidé completamente de quién era yo (Amber Dark, directora de la revista “Heavy Metal Power”)


Era mi primer concierto de mis dos grupos favoritos, y además, mi primer reportaje, el que decidiría si me quedaba en plantilla o me iba a la calle. Cuando vi la exclusividad y la suerte que había tenido de poder entrar, casi me muero. Además, literalmente. Empecé a boquear como un pez fuera del agua, y como estaba en primera fila, Kim Deal dejó su bajo un momento, se arrodilló y me puso una pastilla debajo de la lengua. “Toma, que esto lo cura todo”. Me subió al escenario y me acomodó en un lateral. Por obra y magia del Valium volví a la normalidad y vi todo el concierto embobado: no apunté nada, no hice fotos, sólo disfruté de la música. Luego me enrollé con Kim. Me echaron de la revista, pero qué más da. (Josh Pardi, redactor del semanal “Embrace the blues”).

Aquí os dejamos el escasísimo material encontrado, no sin poca dificultad, por nuestro investigador y colaborador Esthero Manolo. Entre otras cosas podemos disfrutar de un mini vignette tráiler de la actuación, un vídeo de 5 minutos de cortes del concierto que supusimos sería el material que iba a editar la discográfica, el póster y una entrada que una misteriosa mujer bahameña le cedió misteriosamente en la esquina de un local llamado Rock Is Alt!.



FOTO DE LA REUNÍÓN EN LA PLAYA


Poster artesanal que se colocó en los aledaños del concierto


Ticket con el nonbre secreto de la actuación:THE REMXIES

Más material editado pero sin concluir del evento

Entre los asistentes y colegas invitados al concierto hay rumores de que en algunas canciones tocaron las siguientes personas:

Matthew Sweet
Peter Holsapple
Bertis Down
Mitch Easter
Jefferson Holt
Steve Wynn
Miembros de la Mano Negra
Patti Smith
Iggy Pop
Paul Butchart
Scott McCaughey

Otras fuentes aún por confirmar sostendrían que también se dejaron ver miembros de Nirvana, Husker Du, un adolescente Thom Yorke, miembros de “la movida Athens” (Pylon, etc) y el magnífico David Bowie.

Algunas indagaciones recientes llevadas a cabo por el citado Esthero Manolo indican que entre algunos de los temas tocados en el setlist figurarían los siguientes cortes:  

“Vamos”
“These Days”
“Lighting Hopkins”   
“Caribou”
“Pilgrimage”
“9-9”
“Bone Machine”
“In Heaven”
“Harborcoat”
“Pretty Persuasion”
“Tame”
“Welcome to the Occupation”
“Just a Touch”
“Underneath the Bunker”
“Gouge Away”

Estas serían las canciones confirmadas, aunque, como vemos en el corte, suenan otras muchas. Existen indicios de que se tocarían los temas precursores de "Losing my Religion" y "Hey" en una versión arcaica y aún sin pulir (protodemo). Murray Attaway subió al escenario para interpretar "Dead Eyes"junto a Michael Stipe, consiguiendo una armonía vocal que rozaba la perfección, respadada por los coros de Mark Mulcahy. Entre los bises de otros grupos figuraría una interpretación colosal de “House of the Rising Sun” de Animals, un bestial y aceleradísimo cover de “Passenger” de Iggy Pop, una fumadísima “Redemption Song” de Bob Mareley, una versión hippy de “Hey Joe” de Hendrix, un memorable “Subterranean Homesick Blues” de Bob Dylan y la interpretación psicodélica de “Cortez the Killer” de Neil Young.

Estaremos atentos a nuevas filtraciones de información...¿y vosotros?.
Actualización:Recientemente se ha rumoreado que entre los asistentes se encontraría un jovencísimo adolescente por nombre Thom Yorke,y que fue este concierto el que desencadenó su posterior admiración e influencia musical de ambos grupos,especialmente  por los de Athens,como es sabido hoy día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario